Si fuera necesario definir a la marca Maizena® en una palabra, ésta sería tradición. Pero ¿qué la hace tan especial?

Versatilidad: desde su lanzamiento, el almidón de maíz de la marca Maizena® servía para espesar caldos, dar una buena consistencia a las papillas, sustituía a la harina de trigo en la preparación de pasteles, en fin, era un secreto de cualquier cocinera y una gran aliada en la alimentación de los niños.

Son tantos los usos diferentes que millones de abuelas, madres, hijas y nietas desarrollaron sus propios secretitos a la hora de usar Maizena®. Secretos que fueron pasando de generación en generación a lo largo de esos 80 años. Los niños de los hogares argentinos crecieron acostumbrados a ver la caja amarilla. Y después aprendieron con sus madres a cómo usar Maizena® a la hora de cuidar a sus propios hijos.

Budin de naranja Maizena

 

Son estos secretos pasados de generación los responsables de la tradición centenaria de Maizena®. Hoy se la recuerda siempre a la hora de preparar papillas, dulces, salsas e inclusive en recetas saladas.

Y tu secreto, ¿Cuál es?

 

disabled functionality message