Una alimentación saludable es aquella que aporta la energía y los nutrientes necesarios para cubrir con los requerimientos nutricionales de cada persona. En niños, una alimentación saludable además aportará los nutrientes que se requieren para crecer y desarrollarse adecuadamente.

La clave de una alimentación saludable es comer de forma variada, moderada y armónica los siguientes grupos de alimentos: frutas y verduras, cereales, legumbres y derivados, lácteos, carnes y huevos, aceites, semillas y frutos secos. Cada uno de estos grupos es fuente de uno o más nutrientes (carbohidratos, proteínas y/o grasas, además de vitaminas y minerales) que son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo.

Barras de Muesli Maizena

El sexto grupo de alimentos es el denominado opcional y se conforma de alimentos ultraprocesados, azúcares simples, grasas y sal, que deberán evitarse o consumirse de forma limitada. Su consumo en exceso daña nuestra salud aumentando el riesgo de enfermedades como sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, entre otras.

Entre un 60 a 70% de nuestro cuerpo es agua y para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente será necesario ingerir de 1,5 a 2 litros agua segura por día siendo pilar esencial de una nutrición adecuada.

RECORDA! Una alimentación saludable deberá ser variada y equilibrada, acompañada de actividad física que ayudará a mantenernos sanos y llevar adelante nuestras actividades diarias.

 

disabled functionality message